Colegio de Arquitectos de Río Negro

Noticias

placeholder

LA CIUDAD JUDICIAL, más cerca de ser una realidad

Avanza el proyecto del nuevo edificio de la Ciudad Judicial de Cipolletti, el cual es impulsado de manera conjunta por el Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la provincia y la Coordinación general del Área de Infraestructura y Arquitectura del Poder Judicial rionegrino.
http://www.lmcipolletti.com/la-ciudad-judicial-mas-cerca-ser-una-realidad-n512743

 

Descripción General del Proyecto:

El edificio del Complejo Judicial Ciudad de Cipolletti (CJCC) proyectado con el seudónimo “WAYRA”, proyectado por los arquitectos Comas, Maricarmen; Vignoni, Fernando Ariel; Cherbenco, Diego y Tyszberowicz, Jonathan; oriundos de la Ciudad Autónoma de Bs. As. está planeado en 21.798 m2 cubiertos, resuelto en subsuelo, planta baja y dos pisos altos. Para su ejecución se estima una inversión total según presupuesto oficial de $ 432.507.236,79 con un plazo de ejecución de 900 días corridos a partir del inicio de obra.

El proyecto está pensado en dos etapas que podrán realizarse en conjunto o con una diferencia de tiempo según se requiera. En el primer tramo se desarrollará el área del Fuero Penal y en la segunda el Fuero Civil.

A nivel funcional el edificio articula tres sectores: espacios públicos (plaza de acceso, hall de acceso y circulaciones públicas), espacios privados (circulaciones privadas, oficinas, salas, etc.) y servicios.

Aspectos técnicos descriptivos:

El proyecto ganador denominado “Wayra” tiene pensado consolidar los bordes de la manzana respetando el criterio del trazado, creando dos vacíos (patios) de uso público que articulan los usos, funciones y circulaciones.

El primer patio (del fuero penal en la primera etapa) actuará como plaza de acceso al edificio creando un espacio controlado climáticamente y en franco contacto con el parque lineal de la Av. Naciones Unidas. A su vez este patio articulará las circulaciones del ámbito público tanto en planta baja como en el primero y segundo piso, logrando claridad en el funcionamiento.

El segundo Patio (del fuero civil en la segunda etapa) se consolidará como el patio de expansión de las funciones más públicas del edificio. El bar se expande con mesas sobre el mismo, también la sala multifunción logra máxima apertura permitiendo la mayor flexibilidad para diversos usos.

Entre ambos patios se encuentra el hall de acceso principal. Un segundo acceso sobre la calle Pastor Bowdler que permitirá conectar todo el edificio desde la planta baja.

Los arquitectos a cargo del proyecto han completado la idea del Complejo Judicial en la expresión de sus materiales de manera sincera, opacidad y transparencia en un equilibrio que apunte al bajo mantenimiento y criterio sustentable.

Un edificio que hace eje en la sustentabilidad en el desarrollo de sus componentes como también en el estudio bioclimático logrando espacios de trabajo de mayor confort y ahorro energético.

Se entiende el buen funcionamiento del edificio desde las ideas que configuran el espacio público.

Los patios actúan como referencia para la organización funcional, circunscribiendo alrededor de los mismos las circulaciones del público general. Un área de trabajo (planta libre) se conecta con la circulación privada (anillo interno). Las oficinas despachos se ubicarán en el borde de la planta. Un desarrollo estratégico de los núcleos en la planta permitirá distribuir en forma ordenada las circulaciones verticales, escaleras de emergencia y baños, logrando la máxima optimización posible de la planta libre generando un entramado de gran flexibilidad.

Criterio Racional de distribución programática:

El edificio prevé un sector destinado a funciones de máxima privacidad, allí se ubicarán la morgue, alcaidía, mayordomía, depósitos y estacionamiento; un sector de funciones de mayor afluencia de público general: se ubicarán en este sector las salas de juicio, salas de audiencias, salón de usos múltiples; y finalmente un sector de menor afluencia de público: fiscalías y defensorías.